Hasta el fin

Mi amigo JOAQUÍN REGADERA MARTÍNEZ, director cinematográfico, con 17 años escribió este guión. Yo, hace ya 6 años, compuse la música para este corto. Espero que os guste.

01 En el monte

Benicio estaba sentado sobre uno de los miradores de la subida al Valle Perdido. Observando la  ciudad, en la lejanía. Mientras, pensativo, saboreaba el dulce aroma de una notable brisa de aire que le acariciaba.

02 En la pradera

Nicolás, hermano de Benicio andaba tras Elvira, en una pradera verde brillante, con un fondo azul claro y fresco.
Elvira no reaccionaba a las llamadas de Nicolás.

Nicolás
¡Espera!
Vamos a sentarnos.

Elvira paró. Nicolás se le acercó lentamente y quedando un metro de distancia hasta ella le preguntó:

¿Qué pasa?

Elvira
Nada. Perdona.
Es la sensación de sentirse libre.
De querer correr junto al viento.

Nicolás
Yo también he tenido esa sensación otras veces.
Me gusta que la puedas sentir tú ahora.

Elvira y Nicolás se cogieron de la mano y juntos miraron al horizonte, al infinito.

Elvira
Si, …, me gusta…
Cierra los ojos conmigo

Nicolás y Elvira cerraron los ojos y Nicolás absorbió todo el aire que pudo por la nariz, como si fuera la última vez que fuera a hacerlo.
Elvira separó un poco los labios para respirar suave y lentamente por la boca.

03 En la comisaría

Policía
Espere aquí.

Elvira lloraba. El sonido de fondo de la comisaría fue sustituyéndose por un ligero pitido.
Tenía las manos esposadas bajo la mesa.

04 En el psicólogo (sin música)

Benicio
Mi padre solía ir al monte cuando era joven.
Iba con su moto y se pasaba tardes enteras contemplando el paisaje.
Le gustaba mucho escribir.
Cuando mis padres murieron en el accidente de coche pensé que el mundo se me venía abajo.
Yo ya pensé en el suicidio antes de su muerte, y, si no me suicidé fue por ellos y por mi hermano.

Psicólogo
¿Cuando fue la primera vez que pensaste en el suicidio?

Benicio
Con dieciséis años.

Psicólogo
¿Por qué?

Benicio
Me iban mal los estudios, me quedé sin amigos y discutía con mi familia.

Psicólogo
¿Estabas enfadado con tu familia?

Benicio
Si, mucho.

Psicólogo
Pero si no te suicidaste fue por ellos.

Benicio
Los quería mucho,… demasiado.

05 En el hospital

Nicolás era trasladado en camilla por el largo pasillo de urgencias.
Desde el final del pasillo se podían ver las puertas abriéndose en continuo movimiento hasta quedar paradas.

06 Benicio de madrugada

En casa de Benicio.

Benicio dormía intranquilo en la oscuridad de su habitación cuando abrió los ojos y observó que el reloj despertador de luz roja marcaba las 4:30.
En unos treinta segundos se levantó con la intención de dirigirse a la cocina. Una vez allí buscó en la nevera algo que llevarse a la boca.
Sacó la botella de agua y salió de la cocina con dirección a su pequeño museo de animales e insectos disecados.
Benicio, contemplando la colección, comenzó a decaer, dejándose caer arrastrándose en la pared hasta llegar al suelo.

07 De nuevo en la pradera

Nicolás y Elvira estaban sentados sobre la hierba.
Ellos también notaban la brisa de aire fresco.

Nicolás
Siempre soy tajante hablando. Como cerrado de ideas.
Es la mejor forma de defenderlas…
Me gusta el extremismo. Parece de enfermos, pero… ¿quién se salva?
En esta vida quien no lucha pierde el tiempo, y yo no quiero esperar nada.
En esta vida hay que experimentarlo todo. Una vez al menos.
La más importante, la primera. Como si fuera la última.
Drogas, sexo, fiestas. Es lo que me toca por la edad.
Cuando cojo mi moto siempre me exijo el máximo, como si buscase el límite.
Por eso siempre gano. En cada curva. En la salida.
No me importaría morir mientras juego al límite.
No soy una persona que quiera esperar su muerte.
Yo mismo me quitaré la vida.
Será lo último que haga, pero antes lo habré terminado todo.
Antes del suicidio, el asesinato. No faltará nada.

08 En el cementerio

Benicio cavaba junto a un montón de tierra un profundo agujero, pero era imposible distinguirlo entre las sombras.

09 Benicio y Nicolás

En casa de Benicio…
Nicolás estaba sentado. El color y el tacto de su piel eran diferentes.

Benicio
Nadie nos separará nunca.
No puedes calcular lo que te quiero.
No comprenderían por qué lo hice.
Nadie nos separará nunca.
Yo nunca he sido nadie. Tú en cambio siempre fuiste mi modelo.
Déjame que te abrace.

Benicio abrazó a Nicolás.

10 En el circuito

Nicolás montaba su moto a toda velocidad, cuando en una curva perdió el control de su vehículo y calló en un accidente mortal.
Las ambulancias de la Cruz Roja fueron a atenderle.

11 Disecando a Nicolás

En casa de Benicio…

Benicio disecaba a su hermano Nicolás en su sala de trabajo.
De pronto alguién llamó a la puerta.
Benicio levantó la vista y fue a abrir.
Cuando abrió la puerta resultó ser Elvira.

Elvira
¿Te has enterado?
Tu hermano. Oye…, ¿Qué pasa?, ¿Qué te pasa?
¡No!

Elvira salió corriendo en dirección a la sala de trabajo de Benicio.
Al llegar se encontró con su novio Nicolás en la camilla en proceso de disección.
Asustada cayó en histeria y gritó con todas sus fuerzas.
Por detrás se le acercó Benicio con un pañuelo empapado en cloroformo y se lo puso en la cara.
Las piernas de Elvira se desplomaron hasta que perdió el conocimiento.

12 Benicio y Elvira

Veinte minutos más tarde…

Elvira
¿Qué hago aquí?

Benicio
Te dio una crisis de histeria, por eso te dormí con cloroformo.

Benicio se alejó, y de entre la oscuridad trajo a Nicolás en silla de ruedas.
Estaba disecado. Lo acercó hasta la mesa y lo colocó en el ancho.
Benicio y Elvira estaban sentados en el largo de la mesa, pero Elvira estaba atada con cuerda.
Elvira perdió el conocimiento y Benicio la arrastró hasta su cama. Salió y cerró la puerta con llave.
Benicio se fue de la casa.
Elvira despertó. Se dirigió hacia la puerta y descubrió que estaba encerrada, entonces buscó algo con lo que golpear a Benicio para poder escapar en el momento en el que él entrara por la puerta.
Finalmente encontró una piedra mineral de grandes dimensiones.
Cuando Benicio volvió después de dejar las bolsas de la compra en la cocina, fue a la habitación.
Al entrar la novia le golpeó en la cabeza, haciéndole caer muerto al suelo.

13 Elvira en la comisaría

Elvira
Ya solo me queda el suicidio.