De Mastia

De Mastia

Me atrevo nuevamente a esparcir ceros y unos en la mágica y brillante superficie de un disco compacto. Será el tercero hecho con toda la seriedad y osadía de que soy capaz, atendiendo a cosas varias, históricas, geográficas, racionales y claro, sobre todo estéticas y musicales, si estiramos un poco el término y dejamos que quepan en él el trabajo informatizado, el sonido todavía nuevo de los Synthex, samplers y secuenciadores, las máquinas del MIDI y del Audio digital.

No se trata de rivalizar entre el terreno de lo acústico y lo electrónico, entre el modo de hacer sonido en el siglo XVIII o en el XXI. Se trata de aprovechar los recursos de las nuevas tecnologías, no sólo para registrar -como sucede cuando la Filarmónica de Berlín graba en los modernos estudios actuales), sino para producir también sonido con ellas. Si tantas veces el sonido acústico, el de un violín, una guitarra o un piano de cola, produce timbres y plasticidades casi imposibles de imitar por el sintetizador y aun el sampler, también es cierto que estos aportan sonoridades absolutamente novedosas, que seguro los clásicos pensaron pero que no pudieron sacar de sus instrumentos.

Sin establecer parangón pues, quiero pintar una realidad riquísima, geográfica, social e históricamente, como la de la ciudad de Cartagena, transformación más que bimilenaria de aquella otra más humilde que pudo ser Mastia y dejar que la imaginación y los cachivaches levanten el espacio sonoro correspondiente, habiendo procurado estar desde luego lo mejor informado posible de esa compleja realidad que tomo ahora a mi cargo. De hacerlo informado, pero sin concluir en el mero realismo, porque entonces el resultado sería un documental, una clase de geografía, de sociología o de historia; sino pretendiendo un constructo entre estético, llamativo, musical aunque no en primer grado, y hasta donde pueda serlo entrañable. Todo eso es De Mastia: un pequeño tratado sonoro sobre Cartagena, que es Carthago Nova, que es Qart Hadasht, que es la propia Mastia.

Te recomiendo que escuches De Mastia con auriculares. Serían como las “gafas 3D” que ayudan a percibir todos los detalles, la gran cantidad de alegorías que he intentado que jalonen este espacio sonoro. Espacio sonoro que quiere ser riguroso, por ejemplo en la presentación estereo. Debes alinear los canales de forma que escuches San Julián a la derecha y Galeras a la izquierda, como es su posición geográfica al mirar desde fuera hacia adentro de la dársena de Cartagena; o escuchar el órgano de la Caridad a la derecha, que es su posición al entrar en la iglesia por la calle de la Serreta.

Igualmente sigue de cerca los “comentarios a las pistas” para poder sacar más producto a una sonoridad que a veces podría parecerte demasiado injustificada..

¡Ojala logre hacerte disfrutar con mi tierra!

A María José Egio Rubio

01 San Julián, Galeras y Atalaya

Tres emblemáticos montes de esta geografía, tres vértices significativos de estos parajes. Los dos primeros a Levante y Poniente respectivamente, entre Dársena y Mediterráneo. Al pie de Galeras los quehaceres del Arsenal y Bazán. El Monte Atalaya al interior y al oeste permite desde su cima ver, como en un caleidoscopio, qué sucede en toda … Continuar leyendo

02 Torre ciega

Por la izquierda nos llega el rumor del Estero que llenaba el actual ensanche de la ciudad. Pronto surge al centro el Monumento funerario romano, gran túmulo cuadrangular a la memoria de Didius, procónsul. La mole ha resistido perfectamente el paso del tiempo y tantas hazañas desde el siglo I A.D.C. hasta hoy. Por eso … Continuar leyendo

03 Santa Lucía

Cuánto sabor en este Barrio, que hunde sus raíces también en el pasado, pues sabemos que en época romana estaba poblado de villas de recreo. Milenario, siempre dedicado a la pesca, dentro de las tranquilas aguas de la dársena y fuera. Llevando a hombros a Nuestro Padre Jesús desde hace siglos, Marrajo de vocación y … Continuar leyendo

04 Escombreras

Isla tiempo ha paradisíaca, donde se elaboraba igualmente Garum, como en Santa Lucía y Mazarrón; con templo erigido a Heracles, cuando sus parajes eran idílicos. En el Siglo XX el desarrollo industrial ha profanado el lugar y en más de una ocasión puesto en peligro a los cartageneros. Isla paradisíaca, petrolero entrando en nuevo puerto … Continuar leyendo

05 Santa semana

Cartagena plagada de desfiles; desfilando desde hace tantos siglos, con o sin elefantes; temblando a la par de los redobles del tambor: religiosa y marcial, marcial y religiosa; llegando a lo sublime en estos días todos los años desde hace cuatro siglos; sobre todo, en la procesión del silencio, en pleno centro de la semana: … Continuar leyendo

06 Santas Marías

Cartagena tiene su Catedral. ¡Vieja! Pero la tiene, aun destruida en gran parte en la guerra civil. Alfonso X restauró la diócesis perdida con los árabes, sólo que el obispo a la sazón supo ver que Murcia progresaba: los árabes la habían dejado mejor pertrechada que a Cartagena y el prelado, como suele pasar, se … Continuar leyendo

07 Icue

En Cartagena es muy conocida esta manera de referirse a los “pillos”, zagales que correteaban emulando quizá a los antiguos mastianos o posteriores cartagineses, con sus reglas casi al margen de las de sus mayores, trotando por los rompeolas o los montes. “¡Icue!”: Cuatro letras que eran un grito de llamada y complicidad. En pleno … Continuar leyendo

08 Caridad

La iglesia del Santo Hospital de Caridad, un tipo de hospital muy común en el XVIII en Europa, mantenido por las limosnas populares, prodigando las atenciones que aún el Estado no cubría; esos servicios y otros serían una conquista posterior que ahora comenzamos a perder. La actual iglesia de la Virgen de la Caridad es … Continuar leyendo

09 Cantón

Cartagena es sublime por muchas cosas, ejemplo por su comportamiento durante la Primera República, allá por 1873. El federalismo era una idea muy esparcida que parecía que la República iba a orquestar y luego abortó; pero con Cartagena no se jugaba al “ahora sí ahora no”. Realmente se trataba del Cantón Murciano.Cartagena no quería desgajarse … Continuar leyendo

10 Annibal

¿Qué decir de este “Icue” archiconocido? Que tomó la antorcha de manos de su padre Amílcar y que tuvo en jaque durante años a Roma, hasta que Escipión logró, sólo en su ausencia y y tantos millares de cartagineses, rendir a Qart Hadasht. Dirige todo un desfile hacia los Alpes, pertrechado de todo lo necesario, … Continuar leyendo

11 Curra, Navidad y Baterías

El puerto de Cartagena, como el antiguo puerto de Carthago Nova para Roma, es casi inexpugnable, por su disposición geográfica en el interior de una bahía y rodeado de montes. Pero además Cartagena fue dotada, en los siglos XVIII y XIX de diversos dispositivos de defensa. a la par que se facilitaba el paso a … Continuar leyendo

12 Theatrum atque amphiteatrum

Sabían afrontar la vida, trazando ciudades, legislando y construyendo para el contento de los ciudadanos de todos los estratos sociales. Cartagena puede estar orgullosa de haber reencontrado su theatrum y debe hacer todo lo posible por poner en pie todo lo que pueda de su no menos monumental amphitheatrum, en mi opinión, incluso, si preciso, … Continuar leyendo

13 Forum I (Augusteum et Curia)

En el centro del casco antiguo emerge nuevamente el foro, lugar de ajetreada vida social y política de las ciudades romanas, obviamente más extenso según la importancia de las mismas; y Carthago Nova muestra también aquí su grandeza a los ojos de Roma, con restos inequívocos del Augusteum y posible Curia. Entramos, subiendo unos amplios … Continuar leyendo

14 Calle Mayor

Casi un foro moderno, engalanado por la burguesía dieciochesca y posterior, la calle Mayor es la más querida y transitada de todas las calles de Cartagena; querida de la burguesía que en ella siempre ha gustado de exhibirse, pero también del pueblo más sufrido. Llena de comercios, bancos y bares, extendiéndose entre augusteum y curia, … Continuar leyendo

15 Forum II (Capitolium et termae)

El foro carthagonovés, en tiempos de la República de Roma, tuvo también, como acontecía en todos los foros de las ciudades romanas, su templo tributo a las tres deidades capitales: Minerva, Juno y Zeus. Lugar de encuentro, de toma de decisiones y de compras, tiene también sus piscinas, quia mens sana y corpore sano. Subimos … Continuar leyendo

16 Qart Hadasht

¿Cómo no prendarse de Mastia Asdrúbal? ¿Cómo resistirse a fundar una ciudad como centro de todas las operaciones cartaginesas en la península ibérica? A los pocos años desde aquí, Qart Hadasht (Carthago la nueva, en lengua cartaginesa) parte Anníbal para intentar acallar al molesto y todopoderoso enemigo, pero este, tan ducho en la guerra, sabe … Continuar leyendo

17 Mastia

Barcos fenicios llegan a Iberia, a comerciar, como los encontrados en la playa de La Isla de Mazarrón, o a afincarse y poblar Mastia. Buen lugar, amparado por montes generosos en plata. Pasan entre las estribaciones que muchos siglos después serán de la Curra y Navidad y habitan estos idílicos parajes. Erigen templos en el … Continuar leyendo