15 Eros Kai Thánnatos

Es como si FREUD también llevara razón en esto: amar y morir a cada paso van hermanados, no sólo cuando nos emparejamos: incluso cuando cogemos una cuchara, cuando hablamos, van por debajo, caóticamente, de nuestro “cogitare” cotidiano y aun en nuestros sueños; sustentan nuestro lenguaje.