11 Curra, Navidad y Baterías

El puerto de Cartagena, como el antiguo puerto de Carthago Nova para Roma, es casi inexpugnable, por su disposición geográfica en el interior de una bahía y rodeado de montes. Pero además Cartagena fue dotada, en los siglos XVIII y XIX de diversos dispositivos de defensa. a la par que se facilitaba el paso a la bahía con los dos célebres faros, se jalonó de baterías militares toda su orografía; primero contra barcos y en el XX también antiaéreas.

Nos acercamos a las costas cartageneras, por levante, frente a Portmán, como si de las costas fenicias y cartaginesas viniéramos, sólo que han pasado muchos siglos de aquellos expuestos viajes; escuchando el trepidar de diversa artillería de este lado; pasamos delante de Escombreras y penetramos, guiados por sus destellos –he cuidado incluso su secuencia- ya un buen rato, a babor Navidad, Curra a Estribor, escuchando el fragor de Tiñoso 20 kilómetros más allá. La dársena se nos brinda tranquila, Santa Lucía a la derecha, al frente la ciudad; y salimos, de nuevo hacia levante.