Cierran los Cines del centro de Murcia

Vergonzosa esta manera de diseñar urbanismo en Murcia: todos acalorados por la construcción a las afueras; por la construcción desaforada y que proporciona billetes a unos pocos: aunque con este modelo de hacer las cosas nos carguemos lo que nos carguemos: bueno, nada menos que el planeta…. Y lo ha dicho el mismísimo Excmo. Sr. Tony Blair, Primer Ministro del Reino Unido de Gran Bretaña, tan poco sospechoso de jaleante, parlanchín, antiburgués…
Mirad si queréis estos enlaces:


Y es que, claro, el que quiera ir al cine puede perfectamente hacerlo tomando su flamante coche, esa auténtica metáfora de falo todopoderoso, acudiendo a los magníficos almacenes, envidia del país, que hemos levantado en la nueva condomina: allí, nada de cine genuino y sí todo lo que queramos de cine americano; állá vayamos a gastar y consumir sin freno..
Alguien preguntará: ¿pero porqué narices se enfada este ciego que escribe?:_ ¿para qué necesitará ir él al cine? Bueno, los cortos de mente formulan preguntas de corto calado. Lo primero es que yo voy muchísimas veces al cine, acompañando a mi familia y en la mayoría de películas en que ha sido posible disfrutando de él. Lo segundo es que puedo hablar por los míos y por los cercanos a mí, y por tantos murcianos, molestos con esta nueva situación y molestos con sus gobernantes, más ciegos que yo para planificar, con intereses inconfesables a cada paso…, si no se trata de la única manera que se les ocurre para recuperar las arcas, tan mermadas tras el ahorro de impuestos a comerciantes y empresarios en general: se dicen: “construyan, construyan y paguennos aunque sea poco…”.
Entonces, constructores, promotores y demás familia de profesionales del florido ramo actualmente se dicen: es una buena partida de ajedrez: movamos nuestras fichas: vendamos por aquí, y lo que aquí vendemos –sean por ejemplo los cines- lo colocamos donde más nos convenga a nosotros, los jugadores con ventaja de la partida: qué casualidad: casi siempre ganan.
¡vaya vd a saber! Pero el caso es que lo que aquí sucede es una pena.

Deja un comentario