Otro 7 de Enero me vuelve a traer su cumpleaños.

Sí: el de mi querida hija que ahora cumpliría 30. Hemos estado su madre y yo nuevamente ante su nicho; la vez anterior que estuve fue con mi hijo el 11 de Octubre del pasado 2016 quiero recordar, me refiero a día arriba o día abajo, pero creo que así fue, un día sábado, esto sí lo recuerdo con mayor seguridad y ahora no voy a consultar ningún calendario de los 366 que ya se fueron.
Allí he estado hoy y he vuelto a releer las líneas que allí rezan, pensadas por su padre, pero que siguen siendo compartidas por su madre y su hermano con poca duda al respecto:

TE QUEREMOS
VALIENTE, SENSIBLE E INSACIABLE
NOS HAS ENSEÑADO A SER MEJORES.

Sólo de esta última afirmación cabría alguna duda, y sobre todo, qué voy yo a decir, por la parte del plural del viejo verbo “doceo, -es, -ere”
Bueno; más allá de querer suscitar ninguna polémica, sino todo lo contrario: mostrar por acá todo lo que a mi hija me sigué y seguirá ligando, quiero dejar por aquí un pequeñito archivo de audio, que me grabó mi amigo Ángel España eante el museo Gaya, acá en Murcia, junto a la emblemática Plaza de laza flores, no recuerdo si exactamente el 2011 o el 2012, o incluso el 2013; lo que sí recuerdo son las circunstancias que rodearon a aquel evento. En efecto: la ONCE me rogó que acudiera a mostrar cómo leemos los ciegos en braille y con gusto fui a este acto que se hacía entre poetas murcianos: leí un texto del poeta murciano ciego del XII Ibn Arabí, precioso, ahora no recuerdo exactamente cuál, y luego esta pequeñica poesía que le hice en muy breve tiempo para la ocasión.
Dejo aquí enlace al audio de la misma que se encuentra en Soundcloud:

Espero que se me sepa entender, lo que a veces por desgracia no es demasiado fácil, y de veras que muchas veces pienso que no es porque yo comunique muy mal, sino porque a veces preferimos no entender.

Deja un comentario